martes, 25 de noviembre de 2008

Tienes todo el derecho


Denuncia si te maltrata,pero nunca utilices el tema de los malos tratos para conseguir lo que quieres. Se honesta con todas esas mujeres que sufren y por encima de todo se honesta contigo misma.
Son muchas las mujeres que pueden salir perdiendo, demasiadas pierden su vida.

6 comentarios:

Striper dijo...

Demasiadas aun hay muchos cabrones.

imaging68 dijo...

Creo que las menos utilizan estos argumentos para aprovecharlo en su propio beneficio... Pero es cierto que lo que sale a la luz, distorsiona la realidad de los cabrones (estoy con striper) que hay, sin entrañas.

Sara dijo...

Striper
solo "una" y ya seria demasiado.
Aqui tendria que ser tolerancia cero.
besos.

Sara dijo...

Ima
mira ahí discrepo....son muchas y mira que me pesa tener que admitirlo, que en beneficio propio argumentan malos tratos, suele pasar en las demandas de separación y algunas(afortunadamente) no tienen ningún escrúpulo a la hora de acusar falsamente a sus compañeros de malos tratos.
Soy consciente de que diciendo esto tiro piedras en mi propio tejado, pero es que es una realidad que muchos no quieren ver.
El tema es demasiado duro como para admitir que encima se pueda trapichear con el.
Me duele el alma, las mujeres maltratadas sabemos que nunca te puedes dejar llevar por el odio y el rencor, seria la salida mas fácil.
Hay que luchar con la ley en la mano y la honestidad en la otra.
Menudo rollo que te acabo de meter, jo.
Recién levantada que estoy, ni café!!!!!.

besitos tiernos.

lisebe dijo...

Los maltratos!!!!! algo que siempre ha existido y que nunca se ha denunciado, realmente una pena, pero no es una realidad de ahora, viene de hace mucho recordemos que estamos los "machos íbericos han existido siempre"

Y como bien dices Sra TOLERANCIA CERO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Muchos besos preciosa

Xarnego dijo...

Yo no se que decir:
En mi defensa como tal,
solo decir:
que yo nunca lo haría.
Y que la justicia, aplique la ley
como es de esperar:
Con respeto para las victimas,
y sin clemencia para los agresores.